Luego de ver la obra Chicago en el Lola Membrives por segunda vez volví a sentir esa sensación de gratitud y emoción a la vez. Me dieron ganas de aplaudirlos de parada hasta donde me dieran las manos.

La función terminó, y a diferencia de la primera vez que había ido a ver la obra me quedé para hablar con los protagonistas. Al principio tuve miedo de entrar a esa sala llena por la época de noviembre del año pasado, ya que Chicago es una de las películas que más habré visto en mi vida; que más me gustó y el hecho de ver otros actores y escuchar las canciones en castellano me parecía un poco raro. Temía que la obra no pudiera cumplir con mis expectativas y salir de allí diciendo: La película es muchísimo mejor.

Sin embargo, la experiencia no fue nada parecido a lo que pensaba que pasaría. La aplaudí la primera vez y la volví a aplaudir hoy. Me había olvidado lo buena obra que era y lo que me llenaba. Sus bailes, sus canciones, sus voces, sus interpretaciones, sus actuaciones, todo me hacía vibrar.

A la salida esperé. No obstante, esto no duró mucho. Salieron rápido, pero no apurados y de manera amigable. Poco a poco se acercaban los bailarines y más tarde los  cinco protagonistas que realizaban los papeles de: Roxie Hart, Velma Kelly, Billy Flinn, Mama Morton y Amos. Todos muy simpáticos y agradecidos por las palabras de felicitaciones y cariño del público.

A medida que el teatro se iba cerrando y la gente iba desapareciendo de las calles, sólo me encontraba con las personas con las cuales había ido a ver la obra y con Horacio Vay, que interpretaba el papel de Amos y Florencia Viterbo, una de las bailarinas del elenco.

Horacio Vay trabajó en otras obras como “La Bella y la Bestia”, “Drácula”, “La vuelta al mundo en 80 días”, “La venganza del Garfio”, entre otras. Florencia Viterbo, por su parte, realizó otros musicales como “La Bella y la Bestia”, “Sweet Charity”, “Caravan”, “Aladin”, “Houdini”. Nos comentaron acerca de la obra, sus comienzos, su futuro y de su carrera en general.

En el 2008 debería haber estado Chicago en el teatro, sin embargo por algunos inconvenientes, se canceló antes del estreno. “Nos llamaron a todos y nos dijeron que por ahora no se iba a hacer, pero sí más adelante”, aseguró Florencia.

La obra que comenzó finalmente a principios de noviembre de 2010 contó solamente con ensayos de alrededor de un mes y medio de preparación. Sin embargo, “los castings fueron muy exigentes”, comentó Florencia. Primero, en el caso de las bailarinas, las hacían bailar clásico. Si las llamaban para la próxima ronda, debían bailar el tema “All That Jazz” de a tres personas. Luego, tenían que presentar un tema de algún musical con partitura para demostrar su canto. Y por último, debían interpretar el papel de una de los personajes de “Cell Block Tango”. “Quedaban por ejemplo doce bailarinas y de ahí tenían que quedar solamente seis que podía ser cualquiera”, agregó Florencia Viterbo. Para el papel de Amos fue más sencillo. Gerardo Gardelin, en ese momento director musical de “La Bella y la Bestia”, en el cuál Horacio participaba, lo convocó para que audicionara para Chicago. Fue rápido. Salió del casting y ya lo estaban llamando para firmar el contrato.

Chicago va a continuar, por el momento, hasta fines de agosto.  No obstante, a principios de abril se van a realizar algunos cambios. Alejandra Perlusky, en el papel de Mama Morton, dejará de estar en la obra, ya que empezará a trabajar con Anibal Pachano. Como remplazo se la podrá ver a Georgina Barbarrosa. “Estamos muy contentos que venga a trabajar con nosotros Georgina. Es muy buena profesional y seguro lo va a hacer muy bien. Las chicas están muy ansiosas también. Hoy nos sacamos la foto para la Marquesina. Además, Georgina va a traer su propia prensa y es probable que con ella la obra se estire hasta noviembre o diciembre”, comentó Horacio. Por otro lado, habrá un cambio de un bailarín.

Según Horacio Vay, la crítica al principio no los ayudó. “A muchos de nuestros personajes no nos comparaban, pero sí a las que hacen los papeles de Roxie Hart y Velma Kelly y eso que fue hace diez años. Pero poco a poco se fue dejando de lado”. Una vez observó el espectáculo desde afuera y le gustó mucho.  Opina favorablemente acerca de sus compañeros de trabajo y está muy contento de poder interpretar a Amos.

Anuncios