Una bomba colocada por palestinos explotó hoy en una parada de colectivos en Jerusalén matando a una mujer e hiriendo a 30 personas.

Según el ministro de Seguridad Pública israelí, Yitzhak Aharonovich, los milicianos palestinos dejaron un artefacto con un kilogramo de explosivos dentro de una bolsa frente a la terminal central de colectivos. Esta fue activada con un teléfono móvil.

La explosión se escuchó en toda la ciudad y rompió las ventanillas de dos ómnibus que fueron alcanzados. Sin embargo, ningún pasajero resultó herido, comentó Meir Hagid, chofer de uno de los vehículos.

Entre las víctimas, murió una mujer y al menos 30 personas resultaron heridas, dos de ellos en grave estado.

Los heridos fueron trasladados a los hospitales de la ciudad, mientras que numerosos equipos de emergencia y efectivos policiales trabajan en el lugar.

Jerusalén sufrió decenas de ataques suicidas contra autobuses y restaurantes, pero desde el 2004 estos habían cesado.

El atentado se produjo en medio de crecientes tensiones entre Israel y la agrupación extremista islámica Hamas, que actualmente gobierna la Franja de Gaza.

Fuente: Agencias

Anuncios