Trece personas murieron hoy en el noreste de Pakistán debido a un ataque suicida, en donde se encontraba una multitud que esperaba a un dirigente político.

No hay certeza si el atacante tenía como objetivo específico a los simpatizantes del político islámico radical Maulana Fazlur Rehman, o si fue por casualidad.

Sin embargo, según expresó el oficial de polícia Saeed Kahn, “el agresor detonó sus explosivos afuera del puesto de control cuando un policía le ordenó que se detuviera”.

Este “condujo una motocicleta hasta acercarse al punto de revisión en el poblado de Swabi, aproximadamente a 70 kilómetros de las afueras de la capital del país, Islamabad”.

12 civiles y un policía fallecieron y otras 12 personas resultaron heridas mientras esperaban a Rehman, el líder del Jamiat Ulema Islam, uno de los partidos políticos más fuertes de Pakistán.

No obstante, “el dirigente político ya había pasado el puesto de control apenas unos minutos antes de que el atacante detonara su carga y resultó ileso”, manifestó Kahn.

De acuerdo con reportes de la prensa local, es probable que el número de muertos aumente con el correr de las horas. Mientras tanto, las fuerzas de seguridad acordonaron la zona del estallido.

Fuente: Telam

Anuncios