Luego de ya casi 3 meses de su operación de hernia de disco, el Pipita Higuaín volvió a ser convocado por su entrenador José Mourinho.

Más allá de que se creía que la recuperación del jugador del Real Madrid iba a ser más duradera y que se podía llegar a perder toda la temporada, el ex River ya se entrena con sus compañeros y no muestra molestia alguna.

El conjunto merengue se enfrentará mañana al Sporting Gijón para tratar de acortar la diferencia de puntos que le lleva el Barcelona. Esta puede ser una prueba para ver si Higuaín está en condiciones de afrontar los duros encuentros que le quedan a su equipo, entre ellos, la final de la Copa del Rey y los cuartos de final de la Champions League.

Fuente: Diario Olé

Anuncios