Tras casi tres semanas del comienzo de las protestas en Siria, el presidente Bashar Al Assad,le ordenó al ex ministro de Agricultura Adela Safar la formación de un nuevo gabinete, como parte de una serie de aperturas políticas hacia una reforma.

El presidente sirio designó al ex ministro de Agricultura, Adela Safar, para formar un nuevo gabinete, ya que este es considerado una figura respetable dentro del gobierno tildado de corrupto.

Al Assad disolvió el martes pasado su gobierno en respuesta a las demandas del pueblo a favor de una reforma en el país. A su vez, creó comisiones para que se examinen las muertes de los civiles y para modificar las leyes del estado de emergencia que se encuentran vigentes desde hace décadas.

Durante las protestas desatadas tres semanas atrás se sostiene que al menos 80 personas fallecieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

En Douma, un suburbio de la capital Damasco, cientos de personas efectuaron una marcha en el funeral en memoria de las personas muertas en las manifestaciones.

Sin embargo, es difícil determinar los datos con exactitud, ya que el régimen no permite que los periodistas trabajen con libertad. Reporteros locales son amenazados e intimidados por los servicios secretos.

Fuente: Agencias

Anuncios