Dos personas murieron y cuatro resultaron heridas luego de que un avión se estrellara hoy en una ciudad al norte de Filipinas.

La avioneta Piper Aztec, de seis plazas, se estrelló y ardió en llamas sobre una pista de entrenamiento de equitación en Camp John, una antigua área de recreación del ejército estadounidense.

La nave se desplomó poco tiempo después de haber despegado del aeropuerto Loakan, de la ciudad de Baguio.

Una de las víctimas murió instantáneamente y otra falleció en el hospital.

Renee Gabuyog, un guía de jinetes, dijo que vio al avión volar bajo sobre los árboles y luego escuchó un fuerte golpe seguido por una explosión.

El avión, que se dirigía a Plaridel, en la provincia norteña de Bulacan, se estrelló cerca de restaurantes, hoteles y una zona de campamento donde se había reunido una multitud. Sin embargo, nadie en tierra resultó herido.

La Policía señaló que el piloto tal vez pretendía hacer un aterrizaje de emergencia, pero golpeó algunos árboles. No obstante, continúan investigando la causa del accidente.

Fuente: AP

Anuncios