El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, reiteró hoy su reclamo al gobierno nacional para que la Policía Federal vuelva a custodiar hospitales y escuelas y aseguró que, hasta que esto no se cumpla, “se recurrirá a seguridad privada”.

“Nos comprometimos con los médicos municipales que en la medida que ellos acepten, en los lugares que consideren que es suficiente, reemplazar la falta de Policía Federal por una seguridad privada”, declaró Macri al concluir una reunión de Gabinete en el Centro Metropolitano de Diseño, en el barrio de Barracas.

Por otro lado, agregó que en los lugares donde no acepten esta alternativa “se volverá a insistir al gobierno nacional que se haga cargo de su responsabilidad que es la seguridad de la ciudad de Buenos Aires”.

El jefe de gobierno manifestó que la seguridad privada tiene ciertas limitaciones, como el hecho de que no pueden utilizar armas, pero afirmó que si los médicos y docentes lo aceptan, se tomará esa medida.

Macri argumentó, además, que “se decidió instalar Policía Federal en algunas escuelas y hospitales”, en 2006, antes de que él llegara al gobierno de la Ciudad.

Asimismo, señaló que la Policía Metropolitana “ya se hizo cargo de reemplazar” a la Federal en lugares donde ya estaba, como en las comunas 12 y 15, pero aclaró que “faltan efectivos y no se pueden preparar nuevos de un día para el otro”.

Macri justificó la decisión de los médicos de no trabajar en esas condiciones y expresó que no puede obligarlos a hacer lo contrario “porque si las condiciones de seguridad no están, se están jugando la vida”.

Fuente: Télam

Anuncios