Las autoridades japonesas declararon hoy el máximo nivel de alerta nuclear en la central atómica de Fukushima. Esto solamente se había registrado en el accidente de Chernobyl en 1986.

Japón elevó el alerta nuclear de nivel 5 a 7 para todas las consecuencias de las catástrofes, incluidas las de a largo plazo.

La fuga de Fukushima podría incluso superar la emisión de radioactividad de la antigua planta soviética, según indicaron fuentes de la administradora de la planta.

Este aumento en el nivel implica consecuencias para la salud de la población y el medio ambiente en un amplio radio.

El Gobierno, por su parte, ordenó ampliar la zona de evacuación de los ciudadanos, que antes se mantenía en los 20 kilómetros.

En una conferencia de prensa, el primer ministro Naoto Kan, señaló que continúan con la lucha contra la catástrofe nuclear y que la situación de Fukushima, en particular, “se estabiliza paso a paso”. Por este motivo, “no hay planes de cerrar inmediatamente las plantas atómicas” japonesas, explicó.

La empresa Tepco  indicó que las bombas de agua que refrigeran los bloques de reactores siguen operando a pesar de las dos réplicas de 6,4 y 6,3 grados de magnitud en la escala de Richter que se produjeron en el día de hoy al noreste de Japón.

Fuente: Télam

Anuncios