El fiscal superior de Egipto ordenó que el depuesto presidente, Hosni Mubarak sea trasladado de un hospital ubicado  en un balneario a orillas del Mar Rojo a uno militar para ser interrogado sobre las muertes de manifestantes y las denuncias de corrupción y abuso de poder.

El procurador general Abdel Maguid Mahmud no dio a conocer el nombre del hospital al cual sería llevado Mubarak. Sin embargo, reporteros observaron que había un gran número de guardias en El Centro Internacional de las Fuerzas Armadas, a 40 kilómetros al norte de El Cairo; algo que no es usual en el lugar.

Desde su derrocamiento el pasado 11 de febrero, Mubarak y miembros de su familia estuvieron bajo arresto domiciliario en su residencia en la localidad de Sharm el-Sheikh.

El mandatario, de 82 años de edad, fue trasladado el martes pasado a un hospital local debido a problemas cardíacos.

Fuente: Agencias

Anuncios