Miles de turistas que visitaban la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona fueron desalojados por un incendio provocado esta mañana.

El incendio se inició cerca de las 10.30 hora local cuando “un perturbado prendió fuego con un encendedor la ropa de los sacerdotes que se guardan en ese lugar”, señaló el presidente del patronato del templo, Joan Rigol.

El responsable fue detenido y el fuego controlado con facilidad. Sin embargo, al provocarse una gran humareda unos 1500 turistas que visitaban el lugar fueron evacuados como medida de seguridad.

Cuatro trabajadores fueron trasladados al hospital por inhalación de humo, pero no hubo ningún herido.

Un primer balance de los daños sufridos por el templo, realizado por el Patronato que lo dirige indica que la cripta sufrió daños importantes. No obstante, los objetos de valor no se vieron afectados por el incendio.

Fuente: Télam

Anuncios