Karina Jelinek se casó esta tarde con el empresario platense Leonardo Fariña en un registro civil del barrio porteño de Palermo luego de casi tres meses de noviazgo. La fiesta de la boda se realizará mañana en el lujoso Tattersall.

La modelo y el empresario se casaron en el registro civil ubicado en Coronel Díaz y Beruti alrededor de las dos de la tarde.

Luego del la celebración de la unión matrimonial, Karina habló con los periodistas y afirmó que se encontraba “súper feliz” y que comenzó “una nueva etapa de mi vida”.

El vestido utilizado para el civil lo compró en el exterior, mientras que “el vestido para la fiesta y los zapatos son de Pablo Ramírez. El peinado va a estar a cargo de Diego Impagliazzo y Sanders”, señaló.

Mañana se celebrará la ceremonia en el Tattersall de Palermo, ubicado en Avenida del Libertador 4595.

La pareja declaró que no querían recibir regalos. En cambio, pidieron que “para transformar nuestra alegría, en un acto de solidaridad, en lugar de un obsequio, te pedimos una donación para el Hospital de Pediatría Garraham”, en la participación del casamiento.

Se conocieron hace apenas tres meses, en México. “La conocí por medio de amigos y después nos encontramos en una fiesta”, expresó Leonardo.

Ella, por su parte, declaró que “él no es famoso, es conocido en el mundo empresarial”. “Es simple, es la persona más simple que conocí, y buena persona, buena gente”, agregó.

La luna de miel se llevará a cabo en el principado de Mónaco.

Anuncios