El acto de la CGT por el Día del Trabajador comenzó pasadas las 13.15 en la Avenida 9 de Julio, donde una multitud, entre 500 y 600 mil personas, esperó el mensaje de Hugo Moyano, el titular de la CGT. Además, demostró su apoyo y reclamo por la reelección de la presidenta Cristina Kirchner.

Moyano llegó acompañado por los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Planificación, Julio De Vido, de Economía, Amado Boudou y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

Los últimos ministros en arribar fueron Juan Manzur, ministro de Salud, la ministra de Industria, Débora Giorgi, Arturo Puricelli, ministro de Defensa, el ministro de Interior Florencio Randazzo y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

La Presidenta no pudo concurrir al acto debido a su viaje a Río Gallegos con su familia tras cumplirse seis meses de la muerte de su esposo Néstor Kirchner. Sin embargo, el líder sindicalista señaló: “El movimiento obrero organizado, a través de la CGT, le pide a nuestra Presidenta que se presente en la elección para ser reelecta”.

A su vez, elogió las políticas de gobierno de Néstor y Cristina, como el restablecimiento de las paritarias y la asignación por hijo, y agregó que “busque su reelección, que no le costará mucho esfuerzo, porque la oposición se desmorona sola”.

“Seguramente los compañeros Perón, Eva Perón y Néstor Kirchner van a descansar en paz”, dijo Moyano -en caso de que Cristina consiga la reelección-, “porque se va a profundizar el modelo económico que garantiza que los trabajadores sigan recuperando su dignidad”.

Por otro lado, Hugo Moyano pidió al diputado nacional Héctor Recalde, titular de la comisión de Legislación del Trabajo, su “compromiso” para que “este año salga la ley de Ganancias” que da participación a los trabajadores en las ganancias de las empresas: “Vamos por el fifty fifty como decía Perón”, expresó.

Asimismo, reclamó lugares en el gobierno para los trabajadores.

En este marco, manifestó su deseo para que se concrete el “diálogo social” entre “trabajadores, empresarios y Estado”, y aseguró “toda” la “buena predisposición de la CGT para que esa construcción pueda ser llevada a cabo”, y que el movimiento obrero será “aliado de quienes tengan ese objetivo”.

Desde temprano, llegaron grupos de trabajadores provenientes del interior del país a la Avenida 9 de Julio junto a los de Buenos Aires, con sus micros y camiones.

Fuente: Agencias

Anuncios