El escritor argentino Ernesto Sábato murió hoy a los 99 años de edad por una bronquitis en su casa de Santos Lugares, en las afueras de Buenos Aires, donde permanecía hacía años a causa de sus problemas de salud. El 1º de mayo le iban a rendir homenaje en la 37º Feria del Libro.

Ernesto Sábato se encontraba desde hace unos años prácticamente ciego, lo que lo obligó a abandonar la lectura y escritura y refugiarse en su hogar, donde pasaba su tiempo con la pintura y otras aficiones que practicaba allí.

Sin embargo, en los últimos días, su salud se había complicado debido a una bronquitis. Estaba cuidado por enfermeras y apenas hablaba. Solamente interrumpía el silencio para mantener algún breve diálogo con la familia.

Sus restos serán velados a partir de las 16 horas en el club Defensores de Santos Lugares.

El 1º de mayo iba a ser homenajeado debido a que el 24 de junio se cumplirían 100 años de su nacimiento.

El escritor nació en la localidad bonaerense de Rojas el 24 de junio de 1911. A los 40 años abandonó su carrera científica para dedicarse a la literatura con la recopilación de ensayos “Unos y el Universo”.

El reconocimiento internacional llegó en 1961 con el libro “Sobre héroes y tumbas” y la consagración con “Abaddón el exterminador”, que completan la trilogía iniciada con “El túnel”, adaptada en el cine en 2006.

Sábato recibió infinidades de premios, entre ellos, el Premio Gabriela Mistral en 1983, el Premio Cervantes en 1984, el Premio Menéndez Pelayo en 1997 y fue propuesto como candidato para el Premio Nobel a la Literatura en 2007.

Además, no sólo fue reconocido como escritor, sino también presidió en 1984 la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (Conadep). Este grupo redactó el informe “Nunca más”, una obra que relata los horrores ocurridos en la última dictadura militar argentina entre 1976 y 1983.

Fuente: Agencias

Anuncios