El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer por la noche la muerte del líder de la red Al Qaeda, Osama Bin Laden, debido a una operación militar. Este se encontraba cerca de la capital de Pakistán,  Islamabad.

“Estados Unidos condujo una operación que mató a Osama Bin Laden, el líder de Al Qaeda”, anunció el presidente en una inesperada conferencia de prensa desde la Casa Blanca.

Según señaló Obama, en agosto pasado se descubrió “una posible pista” que conducía a Bin Laden. En la semana, “determiné que teníamos suficiente material de inteligencia para tomar acción y autoricé una operación para atrapar a Osama Bin Laden”.

El domingo, bajo su dirección, “un pequeño equipo de estadounidense llevó adelante la operación” en la que luego de “un tiroteo mató a Osama Bin Laden y tomó custodia de su cuerpo”, aseguró.

Bin Laden fue localizado en un escondite costoso, de dos pisos, cerca de una academia militar paquistaní. Cuatro helicópteros con elementos de las fuerzas antiterroristas estadounidenses lo mataron con un disparo en la cabeza luego de haberse resistido.

Tres hombres adultos también fallecieron, entre ellos uno de los hijos de Bin Laden cuyo nombre no fue provisto por los funcionarios.

El cuerpo fue rápidamente depositado en el mar, ya que “habría sido difícil encontrar un país dispuesto a aceptar los restos”, aseguró el funcionario del gobierno estadounidense. Además, los restos fueron manipulados de acuerdo con la costumbre islámica, que exige una sepultura rápida.

Por otro lado, no querían que el lugar de entierro se convirtiera en un santuario, donde sus seguidores podrían concurrir a rendirle homenaje.

Asimismo, Obama afirmó que la muerte del máximo líder de Al Qaeda “no marca el final de nuestro esfuerzo”. “No hay dudas de que Al Qaeda continuará con los ataques en contra de nosotros” por lo que “debemos – y haremos – mantener la vigilancia en nuestro país y en el extranjero”, agregó.

Sin embargo, expresó que “éste es un buen e histórico día para nuestras naciones” y que “se ha hecho justicia”.

Por último, emitió una alerta mundial, donde el Departamento de Estado aseguró que hay un “elevado potencial de violencia anti estadounidense dadas las recientes actividades contraterroristas en Pakistán”.

Según los informes de WikiLeaks, podría llegar a haber una bomba atómica ubicada en algún país de Europa y Al Qaeda  podría utilizarla como represalia.

La mayoría de los países de todo el mundo reforzaron su seguridad, especialmente en los aeropuertos.

Además, indicó que ciudadanos de Estados Unidos que viven en el extranjero, particularmente en áreas en que se ha registrado violencia anti estadounidense con anterioridad, eviten salir de sus hogares y reunirse en grupos numerosos.

Ante el discurso de Obama, miles de estadounidenses reaccionaron con alegría y se reunieron frente a la Casa Blanca para festejar.

Fuente: Agencias

Anuncios