Dos fiscales de Pilar solicitaron hoy la detención e indagatoria de Irene Hurtig por el asesinato de su media hermana María Marta García Belsunce, ocurrido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel de Pilar.

El pedido fue formulado por los fiscales Daniel Márquez y Leonardo Loiterstein al juez de Garantías de San Isidro, Ricardo Costa, luego de que el viudo Carlos Carrascosa fuera condenado a prisión perpetua por la Cámara de Casación bonaerense como coautor del crimen.

Con este pedido, la causa García Belsunce toma un nuevo rumbo a seis días de que comience en San Isidro el segundo juicio oral por el caso, en el que siete familiares y allegados de la víctima serán juzgados por encubrimiento agravado, aunque en el caso de Guillermo Bártoli, marido de Irene y cuñado de la víctima, la fiscalía también lo acusará como coautor del homicidio.

Al mismo tiempo, los fiscales Márquez y Loiterstein solicitaron la indagatoria del entonces vigilador del country Carmel, José Ortiz, por encubrimiento agravado.

De esta manera y tras cuatro años en los que la investigación estuvo estancada, los nuevos fiscales de la causa avalaron la hipótesis del fiscal original del caso, Diego Molina Pico, quien ya en su alegato en el primer juicio, en 2007, pidió que se investigue a Irene Hurtig y a su marido Bártoli, al considerarlos coautores del asesinato junto al viudo Carrascosa.

Según fuentes, el principal fundamento para el pedido de detención de Hurtig, quien hasta ahora sólo había sido testigo en la causa, es que la medio hermana de María Marta habría estado en la escena del crimen al momento del hecho.

La prueba más relevante, para los fiscales, es la grabación del llamado que realizó Carrascosa a las 19.07 de aquel día al servicio de emergencia de OSDE para pedir una ambulancia.

Una pericia de audio realizada por Gendarmería Nacional que fue presentada por Molina Pico en el juicio a Carrascosa, determinó que de fondo a la voz del viudo hablando con la operadora, se escuchaban en segundo plano a un hombre y una mujer.

“¿No la ves?”, “tocala”, “cerrá la puerta, “dale… vamos” y “está muerta”, son algunas de las palabras que pudieron filtrar los peritos y que para los fiscales indican que están manipulando el cuerpo de María Marta.

La voz masculina ya se determinó por pericias y porque él mismo lo reconoció, que pertenece a Bártoli, y la hipótesis del fiscal Molina Pico durante el juicio, ahora avalada por Márquez y Loiterstein, es que la mujer presente era Irene Hurtig, la medio hermana y por eso piden su detención e indagatoria como posible coautora del crimen.

Fuente: AP

Anuncios