El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, permanecerá detenido luego de haberle negado el derecho a fianza hasta la siguiente audiencia judicial, el 20 de mayo, debido a los cargos en su contra por el presunto intento de violación y otros delitos.

El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, sostiene que Strauss-Kahn, de 62 años, es acusado de intento de violación y de abuso sexual en primer grado contra una empleada del hotel neoyorquino, cerca de Times Square. Estos delitos podrían llevar a una pena de hasta 25 años de prisión.

Por otro lado, en la acusación se describe que “Strauss-Kahn cerró la puerta de la habitación de su hotel para evitar que su víctima, una empleada de limpieza del establecimiento, pudiera escapar”. “Tomó a su víctima por el pecho sin su consentimiento e intentó quitarle la ropa interior, además de que manoseó su área vaginal”, agregó el fiscal.

Sin embargo, el abogado defensor Benjamin Brafman, aseguró que su cliente niega todas las acusaciones. A su vez, señaló que en el momento del hecho que supuestamente ocurrió, él estaba comiendo con su hija. Luego, habló por teléfono con su esposa sobre un “problema grave” que tenía.

Strauss-Kahn fue detenido el pasado sábado en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuando ya estaba a bordo de un avión que lo iba a trasladar a París para asistir hoy a una reunión en Bruselas con ministros de la Unión Europea (UE) sobre la reestructuración de la deuda griega.

Tras denegar la libertad bajo fianza de un millón de dólares solicitada por los abogados del director gerente del FMI, la jueza Jackson ordenó su encarcelamiento. La fiscalía, al presentar las pruebas forenses que implican supuestamente al político francés, dijo que el acusado tiene otra investigación pendiente por otro escándalo sexual anterior, en el año 2002.

Strauss-Khan se perfilaba como uno de los principales candidatos del Partido Socialista a las próximas elecciones presidenciales de su país.

Fuente: Agencias

Anuncios