Los restos de las 22 víctimas del accidente aéreo que se produjo el miércoles a la noche en Río Negro llegaron hoy a la Morgue Judicial porteña para su reconocimiento. Mientras tanto, continúa la investigación y los familiares de las víctimas reciben contención.

Los restos fueron trasladados a Buenos Aires en un avión de la Fuerza Aérea, que partió a las 6 de la mañana de San Carlos de Bariloche y llegó a El Palomar poco antes de las 9.

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, señaló que la investigación comenzó media hora después de que se produjo el accidente y que la información la dará el juez federal de Bariloche, Leónidas Moldes.

A su vez, el juez dijo que “se ordenó secuestrar toda la documentación que ilustra las condiciones y las circunstancias” y agregó que en esa recopilación de información se incluyen “los antecedentes del avión y del vuelo”.

Además, explicó “que en el lugar del accidente hay un vallado para que no se altere” nada y para evitar que haya una intromisión de alguien ajeno a la instrucción.

Moldes destacó la intervención de la la Junta de Investigaciones de Accidentes que se constituyó en el lugar con personal y comenzó a recolectar toda la evidencia.

Por otro lado, equipos de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud trabajaron en la contención psicológica de los familiares, mientras el viceministro de Salud, Eduardo Bustos Villar, pidió a la prensa “respetar el dolor de los familiares, permitirles elegir si quieren dar declaraciones o no”.

Bustos Villar explicó que “uno de los momentos más traumáticos es el reconocimiento de los restos, por lo cual pedimos especial respeto por el resguardo a la intimidad y tratar de no vulnerar en forma alguna el derecho de las personas que están atravesando esta situación de extremo dolor”.

Desde Río Negro, el gobernador Miguel Saiz destacó el intenso trabajo del personal que se desempeñó desde la noche del miércoles en el paraje Prahuaniyeu, el lugar donde cayó el avión, y la localidad de Los Menucos, a 35 kilómetros del accidente.

“Se debe poner de relieve la labor de personal policial, médicos, enfermeros, bomberos voluntarios, efectivos de defensa civil y pobladores de la zona que participaron en los distintos operativos”, sostuvo el gobernador.

Saiz también agradeció “a los pobladores de la zona que en forma solidaria, respetuosa y desinteresada prestaron su colaboración en todo lo concerniente a la ubicación del lugar donde ocurrió el siniestro”.

En este marco, Mabel Yahuar, intendenta de Menucos, indicó que los vecinos “están muy impactados por el accidente” y destacó que “se siguen llevando adelante las pericias y las investigaciones”.

Fuente: Télam

Anuncios