Una actividad entretenida para ejercitar el cuerpo y que, además, trae beneficios para la salud. Se la puede practicar puertas adentro o al aire libre.

 Son parecidos a los patines, pero en vez de tener ruedas, poseen un sistema de amortiguación diseñado para rebotar. Esto reduce el impacto de los saltos hasta en un 80%, lo que provoca que sean un calzado ideal para todos, incluso para las personas que sufren de sobrepeso o de problemas en las articulaciones.

El Kangoo Jumps nació hace más de diez años como un calzado para rehabilitar a pacientes con problemas de rodillas y columna. Luego, la Asociación Española para la Salud y el Deporte (AESD) realizó un estudio para incorporar este método al fitness.

Se la puede practicar en distintos puntos del país como los Bosques de Palermo, Puerto Madero, Martínez, Nordelta, La Plata, Rosario y Córdoba, lugares en donde se juntan y entrenan los “canguros”, como se denominan los que realizan esta actividad. Por lo general, se reúnen en grupos de entrenamiento de entre 3 a 15 personas. El único impedimento para su realización es estar embarazada.

Además de ser un ejercicio entretenido y divertido, también es beneficioso para la salud, ya que ayuda a mantener una buena postura, protege al máximo las articulaciones, prevé todo tipo de lesiones, se pierde peso y es útil para combatir el estrés.

Es una actividad sencilla y dinámica, debido a que se tarda simplemente 15 minutos para la adaptación arriba de la bota y aunque no haya movimiento alguno se trabajan igualmente las piernas, los glúteos abdominales, la postura y lumbares.

Las botas se consiguen desde 1.600 pesos, según el modelo. Sin embargo, el precio puede ser un impedimento para hacer Kangoo Jumps. Es por eso, que los entrenadores las alquilan. En muchos lugares, se cobra la clase, con las botas incluidas, desde $30.

Escrito para 3K Todo Noticias www.3ktodonoticias.com.ar

Anuncios