Con amor por la música, Germán Tripel empezó a interesarse por el arte desde muy pequeño.

En el 2002 participó en el reality PopStars, en donde se consagró como uno de los ganadores y conformó el grupo Mambrú junto a Milton Amadeo, Pablo Silberberg, Gerónimo Rauch y Emanuel Ntaka.
Sin embargo, tres años después la fama con el grupo terminaría, y Tripel comenzó a dedicarse a otra rama del arte: la actuación. Participó en “No hay dos sin tres” y “Champs 12” en televisión y formó parte de la película “The Informers”.

Luego se dedicó a las obras teatrales, principalmente al género comedia musical, como “Rent”, “Solsticio”, “El flautista de Hamelin”, “Con…fusión”, “Los últimos cinco años”, entre otros.

Asimismo, lanzó su primer disco solista llamado “Push!”.

Actualmente, se encuentra trabajando en la obra “Noche de reyes”, en donde interpreta al duque Orsino.

Tripel nos cuenta sobre sus comienzos, su paso por PopStars y su experiencia en la comedia musical que tanta pasión le genera.

¿Cuál fue tu primer contacto con la música? 

Desde chico mi familia me estimuló con mucha música. Podría decir que fue de muy chico.

¿Cuál es tu formación? 

Estudié y estudio canto con varios profesores y mucho teatro.

¿Por qué quisiste presentarte a Popstars? ¿Cómo fue la experiencia? 

Me presenté porque hoy en día no hay muchas posibilidades para poder mostrar lo que a uno le gusta hacer. Y fue una muy linda experiencia.

¿Qué es lo que te dejó Mambrú?

Mambrú me dejó mucho: conocimiento, contactos amistades, etc… También un par de fobias que se irán con el tiempo.

¿Cómo fue volver a empezar después de Mambrú? 

No lo llamaría volver a empezar, sino tratar de continuar un camino que cada vez se hacía mas ancho. Fue difícil y lo es, pero es increíblemente hermoso.

¿Cómo empezaste a dedicarte a la actuación? ¿Por qué? 

Empecé a estudiar actuación como una forma de mejorar mi interpretación a nivel musical, y me impactó tanto que seguí estudiando. Y hoy en día está al nivel de la música.

Ahora estás relizando “Noche de reyes”, ¿de qué se trata? 

Noche de reyes es una comedia de Shakespeare que mezcla el jazz de los años 50 con el teatro clásico, transformándolo en un hermoso teatro musical.

¿Qué es lo que más te gusta de la comedia musical? 

Lo que más me gusta es el desafío que día a día aparece, ya que hay que estar muy bien preparado. Hay que ser completo en todos los aspectos y es fantástico el resultado final. Es mucho más exigente que otras ramas del arte, y eso me enamora.

¿Tenes algún proyecto para el futuro? 

A futuro voy a estrenar dos obras: “Forever young” y “Cuando callan los patos”. Estoy grabando dos ficciones que son “Violetta” y “Peter punk”. Además, estoy grabando mi segundo disco solista.

Escrito para 3K Todo Noticias www.3ktodonoticias.com.ar

Anuncios