Tag Archive: Argentina


Hoy estuvimos presente en el evento de lanzamiento de HTC, telefonía móvil para el mercado argentino. Se presentaron las principales tecnologías de cada dispositivo.

HTC Corporation, fundada en 1997, es líder mundial en smartphones y Pocket PC basados en Microsoft Windows Mobile y precursora en la fabricación de dispositivos con el sistema operativo Android.

Desde su fundación, es considerada como pionera en cuanto a la fabricación y desarrollo de dispositivos con tecnología de punta y un diseño único, que se comercializa en América, Europa y Asia.

Sigue leyendo

El estadounidense Viggo Mortensen y la argentina Soledad Villamil comenzarán a rodar en junio “Todos tenemos un plan”, ópera prima de Ana Piterbarg.

Mortensen, nacido en Nueva York y criado en la Argentina, filmará por primera vez en el país y así cumplirá, según reconoció, “una cuenta pendiente” en su carrera.

La película comenzará a rodarse el 6 de junio en el delta del Tigre. Junto a los protagonistas trabajarán también Daniel Fanego, Sofía Gala y el español Javier Godino.

“Siempre hay nerviosismo antes de comenzar a rodar una película, pero esta vez es diferente porque se trata de una cinta argentina, y ésta también es mi casa, porque es donde me crié. Es un honor y una posibilidad poder trabajar en este país”, expresó Mortensen durante el lanzamiento del proyecto.

En “Todos tenemos un plan”, Mortensen encarnará a dos hermanos gemelos (Agustín y Pedro). Uno de ellos, cuando muere el otro, se instala en el delta, donde se había criado, y toma la identidad de su hermano. Sin embargo, se encuentra envuelto en “un peligroso mundo criminal”.

“Es un buen cuento y, en mi visión, tiene una atmósfera vecina a la novela ‘Sudeste’ de Haroldo Conti (ambientada en el delta). Hay mucho trabajo y sutileza”, aseguró Mortensen.

Y agregó: “Me gustan las historias que, como ésta, no tienen un final definitivo. Por eso será un gran desafío”.

Por su parte, Villamil, ganadora del premio Goya a la actriz revelación por “El secreto de sus ojos”, afirmó que trabajar con Mortensen “es un placer extraordinario” y destacó que al estadounidense “le encanta ensayar y eso facilita todo”.

Villamil interpretará el personaje de Claudia, la mujer de Agustín, pero la actriz no quiso develar mucho sobre su caracterización, porque “en esta etapa previa al rodaje, todos nos sentimos muy débiles y es muy difícil explicar algo que todavía no se ha desarrollado”.

El guión de la película, escrito por la propia Piterbarg, ganó varios galardones importantes, como el Premio “Julio Alejandro”, que otorga la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España.

La cineasta narró que el proyecto de “Todos tenemos un plan” nació hace varios años, pero que “los hilos recién comenzaron a anudarse” cuando logró la confirmación de Mortensen.

“Si debiera definir la película en una sola frase, diría que tiene que ver con la búsqueda de aquellas cosas que uno realmente quiere”, expresó Piterbarg.

El proyecto, coproducido por Haddock Films de Argentina y Tornasol y Castatore Films de España (los mismos socios que tuvo “El secreto de sus ojos”), comenzará a rodarse el 6 de junio y la filmación se extenderá durante nueve semanas en Argentina y España.

La película, respaldada por un presupuesto de 3,5 millones de dólares, tiene fecha programada de estreno para 2012.

Fuente: Télam

La comunidad judía argentina realizó un homenaje a las 6 millones de víctimas del régimen nazi en el día de ayer durante un acto en el teatro Coliseo. Entre sus oradores se encontró el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. En Israel y en Varsovia también se conmemoró el aniversario.

“Hoy es un día de memoria pero también de rebelión. Recordamos, y cuando recordamos la sangre se calienta y fluye, el pecho se hincha en ese recuerdo. La autodeterminación de un puñado de hombres y mujeres que eligieron morir luchando en el gueto de Varsovia, es una evocación dolorosa pero a la vez provocadora”, comenzó el funcionario.

Aníbal Fernández reivindicó a la figura y juventud de Mordechai Anielewicz, entonces comandante en jefe de la Organización Lucha Judía durante el levantamiento del gueto de Varsovia de 1943, y la tarea del pedagogo Janusz Korczak.

Luego, citó fragmentos del poema Himno de los Partisanos, de Hirsh Glik.

Fernández pidió “imaginar aquél gueto” con “escuelas clandestinas y coros que entonaban canciones tradicionales, sótanos donde se realizaron conferencias, debates desarrollados entre susurros casi inaudibles y una red de solidaridad social que ayudaba a mantener en alto la moral de todos, aún cuando pretendían someterlos al grado más profundo de lo inhumano”.

“Semejante dolor a uno le hace pensar las cosas que nos han pasado como argentinos. Por Dios, nunca compararse con lo que ha sucedido en la ‘shoah’ (holocausto), jamás pretendería comparar la shoah y los 6 millones de judíos sometidos y ejecutados con nuestros 30 mil detenidos-desaparecidos, ni aquél ejercicio brutal de la fuerza con los años más oscuros de nuestra historia reciente”, señaló el ministro.

A su vez, pidió permiso para “decirles con orgullo, que su idea de la memoria es exactamente nuestra idea de la memoria”, y agregó que “recordar es muy importante, conocer qué existió”.

“Que el estado de Israel existe, que la Shoah existió, que existieron la embajada de Israel y la AMIA. Pero déjenme también sostener que hemos aprendido que no habrá nada más fuerte que la transmisión oral para no perder esa memoria, por eso es tan impresionante y conmovedora las expresiones de David Galante (sobreviviente del holocausto) en este acto”.

El funcionario pidió “redoblar los esfuerzos y aprender a convivir con todos los seres humanos, hombres y mujeres de cualquier raza, religión o etnia, comprendiendo lógicamente a aquellos que no piensan de la misma manera”, y solicitó “un respeto a las ideas y formas de actuar” entre todos los “grupos culturales”.

Por su parte, el presidente de la DAIA, Aldo Donzis afirmó durante su discurso que “todo comenzó con la enseñanza del desprecio, la demonización y la deshumanización del otro, del judío y del diferente”, y que el holocausto debiera recordarse “por lo que nos enseña sobre la humanidad”.

En ese sentido, recordó que “la bestia no ha muerto y tiene seguidores patéticos, aspirantes a genocidas, propagadores del odio”, por eso reclamó que, a su vez, se realice una  “denuncia de todo hecho discriminatorio, de la violación de los derechos humanos y de cada acto judiofóbico, y de la incitación al odio y destrucción del estado de Israel”.

Con respecto al atentado a la AMIA, Donzis afirmó que “continúa impune, con concretas imputaciones a funcionarios y ex funcionarios oficiales iraníes”, y agregó que “es sumamente grave que en Argentina haya personajes que pretendan amparar a prófugos de la Justicia, agraviando con su actitud la memoria de las víctimas”.

El acto contó también con la presencia del el embajador de Israel, Daniel Gazit; y el sobreviviente David Galante, entre otros dirigentes, funcionarios, autoridades de la comunidad judía y del ámbito nacional, dignatarios de diversos credos y representantes del cuerpo ciplomático acreditados en la Argentina.

En Israel, las actividades fueron detenidas durante dos minutos mientras sirenas antiaéreas sonaron en todo el país en un tributo a los seis millones de judíos que perecieron en el Holocausto nazi.

Al finalizar, las autoridades israelíes y supervivientes del Holocausto asistieron a la ceremonia oficial de colocación de una ofrenda en el Yad Vashem, el museo del Holocausto en Jerusalén.

Este rito que conmemora el Día de la Remembranza del Holocausto se realiza anualmente. Conforme a la tradición, diversos medios difundieron música lúgubre así como relatos de supervivientes del Holocausto, 200.000 de los cuales viven en Israel y cuyo número disminuye con rapidez.

Finalmente, en Varsovia, alrededor de 7 mil judíos emprendieron una marcha hasta el ex campo de exterminio nazi de Auschwitz en memoria de los 6 millones de víctimas del Holocausto.

Los participantes en la 20ma Marcha de los Vivos portaron banderas israelíes y caminaron por los 3 kilómetros  que separan los edificios de ladrillo rojo de Auschwitz I y las barracas de madera y cámaras de gas de Birkenau, o Auschwitz II.

Fuente: Agencias

La actriz argentina Celeste Cid volverá a ser protagonista en la pantalla grande, en una co-producción Alemana-Argentina con el alemán Max Riemelt.

La película tendrá el título “El amigo alemán” y será protagonizada por los actores alemanes Benjamin Salder y Max Riemelt y las actrices argentinas Mia Maestro y Celeste Cid.

Celeste Cid, que el año pasado protagonizó la tira “Para Vestir Santos”, por Canal Trece, confirmó por su cuenta de la red social Twitter, que comenzó a grabar para la película “El amigo alemán”.

La historia trata del amor entre Sulamit (Celeste Cid), hija de inmigrantes alemanes judíos y Friedrich (Max Riemelt), hijo de inmigrantes alemanes nazis. Esta relación se lleva a cabo entre la Alemania de 1968 y la dictadura militar argentina.

Las filmaciones se realizarán en Bariloche y Buenos Aires primero y luego en Europa. Para ello, la actriz argentina debió aprender el idioma alemán con Carlos Kaspar durante 5 meses. Al principio, señaló que le costó, pero luego declaró que “No es tan díficil como pensé, pensé que iba a ser muy complicado”.

La película está programada para estrenarse entre el mes de septiembre y a fin de año. No obstante, Celeste Cid, aclaró que esto depende exclusivamente del productor.

El elenco que acompaña a Cid cuenta con una mezcla de nacionalidades:

Benjamin Salder es un actor alemán nacido en Toronto, Canadá. Realizó varias películas desde 1998 como “Maria Magdalena”, “La Biblia – El Apocalipsis” y “Guerra y Paz”.

El otro actor alemán, y protagonista junto a Celeste Cid, Max Riemelt filmó “Nápola”, “La Ola” y “Somos la Noche”, entre otras.

Por último, la actriz argentina Mia Maestro, conocida por películas como “Amanecer”, “Poseidón” y “Diarios de Motocicleta”, se erradicó en Alemania a sus 18 años para seguir con su formación profesional.

El canciller Héctor Timerman recorrió hoy el Museo del Holocausto, en Jerusalén, en el marco de su gira. Allí encabezó una ceremonia de homenaje a los más de 6 millones de judíos asesinados y colocó una ofrenda floral en su memoria. Anteriormente, se había reunido con su par de Israel para firmar acuerdos de cooperación en materia de promoción de inversiones.

Timerman visitó el Museo Yad Vashem junto a los familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA, encabezados por Sergio Burstein y Daniel Komarovsky.

La recorrida concluyó con un homenaje que rindió el canciller a los más de 6 millones de judíos asesinados y colocó una ofrenda floral en la tumba que recuerda a las víctimas del Holocausto.

El Museo incluye testimonios de sobrevivientes, unas 500 mil exhibiciones, muestras judaicas y etnográficas y alberga además hallazgos únicos, tales como los Rollos –los manuscritos Bíblicos más antiguos del mundo– reliquias de los tiempos de Bar Kochva.

Además, en el se encuentra una Base Central de Datos de Nombres de Víctimas de la Shoá e incluye departamentos de arqueología, vida judía, arte, ceremonial judía, arte Israelí y Primitivo, Antiguos Maestros e Impresionistas, arte moderno, diseño, habitaciones del período ancestral del vidrio.

A su vez, recuerda los nombres de cada uno de los menores asesinados por el régimen nazi.

Por otro lado, el canciller y su par de Israel, Avigdor Libermannn concidieron hoy en destacar la “histórica y profunda relación de amistad” entre ambos países, tras un almuerzo que mantuvieron en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel

En el encuentro firmaron acuerdos de cooperación en materia de promoción de inversiones.

Liberman, por su parte, anunció que “se iniciaron conversaciones sobre la posibilidad de restablecer los vuelos directos entre Tel Aviv y Buenos Aires a futuro”, a la vez que agradeció la firma del acuerdo Mercosur-Israel y calificó la reunión con Timerman como “muy, muy positiva”.

Fuente: Télam

El 2 de abril de 1982 un grupo de tropas del Ejército Argentino, desembarcó en las Islas Malvinas, en una guerra contra Gran Bretaña, la cual duró setenta y cuatro días, tras rendirse frente a los británicos.

La Argentina comenzó a reclamar en los foros internacionales la soberanía sobre el territorio de las Malvinas desde el año 1833. Sin embargo, la dictadura fue la que encabezó un ataque sobre las islas en nombre de la patria y contra el imperialismo.

El 2 de abril de 1982, se escucharon en las radios del país, sin excepción, la música foklórica, seguida por marciales marchas y comunicados oficiales que anunciaban que habían “recuperado a la hermanita perdida”, 72 horas después de haber ocurrido una violenta represión en la Plaza de Mayo, contra los que se oponían a la política de hambre de Galtieri y su ministro de economía Roberto Alemann.

La ocupación de las Islas estaba prevista para a mediados de 1982, no obstante, la dictadura comenzaba a debilitarse y necesitaba, de alguna manera, mantenerse en el poder. Es por eso que fue un acto improvisado y se realizó un análisis equivocado sobre la situación internacional.

La argentina no tenía relaciones internacionales fuertes, hasta que se alineó a Estados Unidos con la llegada a la presidencia de Ronald Reagan, un derechista que soñaba con una tercera guerra mundial contra el comunismo.

Por ello, el ejército argentino intervino en la guerrilla de El Salvador reprimiendo y en Nicaragua. Los militares creyeron que ese era el momento para demostrarle al resto de los países quién era el más fuerte y comprometido con Estados Unidos.

Asimismo, confiaban en que Inglaterra, una vez  desembarcado el ejército argentino, llegarían rápidamente a una negociación.

El 2 de abril se llevó a cabo una gran campaña de los medios masivos de comunicación y miles de personas se concentraron en la Plaza de Mayo, pero esta vez para demostrarle el apoyo a los militares.

Para el momento, la censura había crecido a tal punto de ser absoluta, y se prohibieron difundir temas musicales ingleses, como también las bandas “The Beatles”, “Rolling Stones”, entre otros. A su vez, renacieron los grupos y cantantes de rock, denominados a partir de ese momento “Rock Nacional”, para enfatizar la imagen nacionalista de la dictadura.

Por otro lado, los medios de comunicación hacían hincapié en que Gran Bretaña no iba a defender las Malvinas, ya que estas eran unas islas lejanas y sin importancia. Sin embargo, el 3 de abril, la  primera ministra Margaret Thatcher anunció el envío de una flota inglesa a las islas. En esta guerra, encontró la oportunidad de mejorar su imagen que había sido debilitada por medidas económicas antipopulares que había estado adoptando desde 1979.

La recuperación de las islas por el “democrático Reino Unido”, ocupadas por la fuerza de una “sangrienta dictadura militar”, fue la consigna no sólo para unir a los británicos sino también a casi toda Europa en contra  del gobierno de Galtieri.

No sólo Gran Bretaña ya no estaba dispuesto a una negociación, sino que el 30 de abril, el presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, anunció públicamente su apoyo a los ingleses.

El 1 de mayo, Gran Bretaña inició bombardeos a la capital de las islas, Puerto Argentina, y dos días más tarde hundieron el crucero General Belgrano. El saldo fue de 368 muertos y decenas de heridos y desaparecidos. Por su parte, la aviación argentina respondió hundiendo algunos barcos ingleses, demostrando un gran profesionalismo.

A pesar de que las negociaciones habían fracasado y los resultados de la guerra no estaban siendo favorables, el gobierno y la prensa comunicaban lo opuesto: “Seguimos ganando”, anunciaba la revista Gente.

En Puerto Argentino, se encontraban 10 mil efectivos argentinos, en su mayoría jóvenes de 18 años, sin experiencia, mal alimentados y peor equipados, esperando a un ejército profesional apoyado por la tecnología norteamericana.

Setenta y cuatro días después del comienzo de aquella guerra, las tropas argentinas se rindieron ante las británicas.

Esta derrota provocó la renuncia del dictador Leopoldo Galtieri, que fue reemplazado por Reynaldo Bignone. Este se vio obligado a llamar a elecciones para el 30 de octubre de 1983 para elegir al primer presidente democrático luego de siete años de dictadura.

Propaganda de la Guerra de Malvinas

 

Fuente: El Historiador