Tag Archive: Japón


La compañía Tepco, que opera las plantas nucleares japonesas que fueron afectadas en el terremoto, aseguró que pagará las primeras indemnizaciones. Para ello abonarán un millón de yenes (alrededor de 12 mil dólares) por cada vivienda que tuvo que ser abandonada. Sin embargo, no todos los habitantes quedaron conformes con la cifra.

El gobierno japonés ordenó a la compañía a pagar la compensación.

No obstante, algunas de las personas que no pudieron regresar a sus hogares abandonados debidos a la radiación de la planta Fukushima y no saben si alguna vez podrán hacerlo, se dirigieron hacia la sede de  Tepco para presionar con exigencias de indemnización.

El presidente de la compañía, Masataka Shimizu, señaló, que “decidimos entregar una indemnización provisional para dar un poco de ayuda a la gente que resultó afectada”.

El vocero del Ministerio de Comercio, Hiroaki Wada, afirmó que se les dará a cada familia un millón de yenes y a las personas 750 mil como adelanto y luego se les deberá otorgar más dinero como indemnización. Sin embargo, no será un proceso rápido, ya que estas se encuentran distribuidas en alrededor de 150 centros de evacuados.

De todos modos, los habitantes desalojados no se demostraron conformes. “No estoy satisfecha”, expresó Kazuko Suzuki, madre de dos adolescentes que vivían cerca de la planta. Su familia debe volver a empezar, ya que no tuvieron tiempo de llevarse nada de su casa.

Akemi Osumi, de 48 años y habitante del mismo lugar, aseguró que  el dinero era “un pequeño paso”, pero que no compensaba de forma justa a las familias más grandes.

Fuente: Agencias

Anuncios

Las autoridades japonesas declararon hoy el máximo nivel de alerta nuclear en la central atómica de Fukushima. Esto solamente se había registrado en el accidente de Chernobyl en 1986.

Japón elevó el alerta nuclear de nivel 5 a 7 para todas las consecuencias de las catástrofes, incluidas las de a largo plazo.

La fuga de Fukushima podría incluso superar la emisión de radioactividad de la antigua planta soviética, según indicaron fuentes de la administradora de la planta.

Este aumento en el nivel implica consecuencias para la salud de la población y el medio ambiente en un amplio radio.

El Gobierno, por su parte, ordenó ampliar la zona de evacuación de los ciudadanos, que antes se mantenía en los 20 kilómetros.

En una conferencia de prensa, el primer ministro Naoto Kan, señaló que continúan con la lucha contra la catástrofe nuclear y que la situación de Fukushima, en particular, “se estabiliza paso a paso”. Por este motivo, “no hay planes de cerrar inmediatamente las plantas atómicas” japonesas, explicó.

La empresa Tepco  indicó que las bombas de agua que refrigeran los bloques de reactores siguen operando a pesar de las dos réplicas de 6,4 y 6,3 grados de magnitud en la escala de Richter que se produjeron en el día de hoy al noreste de Japón.

Fuente: Télam

Una nueva réplica sacudió hoy el noreste de Japón, mientras que el gobierno evacuaba a los habitantes cercanos a la planta nuclear de Fukushima, debido a los riesgos de la radiación a largo plazo. El canciller Héctor Timerman se encontraba en el aeropuerto de Narita rumbo a México.

La réplica, de magnitud 7.1 en la escala de Richter, ocurrió horas después de que los habitantes realizaran ceremonias de duelo tras cumplirse un mes de la tragedia en la cual murieron 25 mil personas a causa del terremoto y el tsunami. A su vez, se provocó una crisis por las fugas radiactivas en la planta nuclear.

El epicentro se ubicó a 160 kilómetros al norte de Tokio.

Las autoridades señalaron que la réplica no puso en peligro las operaciones en el complejo nuclear de Fukushima, donde se cortó electricidad, pero se restauró rápidamente.

Según el jefe de gabinete, Yukio Edano, se pidió a los japoneses de otras cinco comunidades, algunos de ellos a más de 30 kilómetros de la planta, que evacuen la zona. Las personas que viven en un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta ya desalojaron la zona.

“No es una medida de emergencia que las personas tengan que evacuar inmediatamente”, dijo. “Hemos decidido tomar esta medida con base en los riesgos para la salud a largo plazo”.

En Iwaki, una ciudad cercana al epicentro, se derrumbaron tres casas y algunas personas quedaron atrapadas en los escombros. Dos de ellas fueron rescatadas, pero se cree que podría haber cinco más aún en el interior, expresó el portavoz del departamento de bomberos Takumi Namoto.

El canciller Héctor Timerman, se encontraba a esa hora en el aeropuerto de Narita por tomar un avión rumbo a México, sintió el movimiento. En su cuenta de Twitter señaló que los japoneses volvieron rápidamente a sus actvidades. “Uno mira a su alrededor y todo ha vuelto a la normalidad. La gente sigue comiendo, charlando o paseando por el aeropuerto”, aseguró.

Fuente: Agencias

 

El canciller argentino Héctor Timerman visitará Japón el domingo para reunirse con su par Takeaki Matsumoto y abrir nuevas vías de cooperación luego de la catástrofe natural que sufrió el país en marzo.

El canciller llevará también al pueblo japonés un mensaje de solidaridad por parte del gobierno argentino.

A su vez, Timerman se reunirá con los argentinos que residen en Japón y con los funcionarios argentinos que coordinaron el plan de contingencia llevado a cabo por la Cancillería argentina. Esto permitió repatriar a 180 argentinos que viven allí y que manifestaron su voluntad de regresar al país.

Tanto el embajador japonés en la Argentina, Hitohiro Ishida, como el vicecanciller, Koro Bessho, que recientemente visitó nuestro país y fue recibido por su par argentino Alberto D`Alotto, agradecieron la solidaridad y el ofrecimiento  de ayuda humanitaria en el difícil momento que vive Japón.

Fuente: Télam

Un terremoto de 7,4 grados de magnitud en la escala de Richter ocurrió hoy en el norte de Japón. Aunque se dispuso un alerta de tsunami, luego fue descartada tal suposición.

El sismo se produjo en la prefectura de Miyagi, cerca de la central nuclear de Fukushima, a las 23.32, hora local.

No se registraron heridos, sin embargo, el mayor riesgo se concentró en la prefectura de Miyagi, donde todas las autopistas fueron cerradas. Además, se provocaron cortes de luz y daños en las fachadas.

Los ciudadanos japoneses tuvieron temor por un nuevo alerta de tsunami, aunque esta se levantó a las 12.55 aproximadamente. Únicamente, se presentaron olas de unos dos metros en Miyagi y un metro en el resto de la costa noroeste de Japón.

La central nuclear de Fukushima, no sufrió nuevos daños, según informaron los técnicos, aunque esta sigue pagando las consecuencias de los problemas ocasionados el 11 de marzo.

A pesar de esto, los técnicos que trabajan en la central nuclear fueron evacuados de la fábrica por motivos de prevención.

Fuente: Agencias

La Agencia de Protección Medioambiental escocesa (SEPA) comunicó hoy que se encontraron niveles bajos de yodo radioactivo en el aire de Gran Bretaña, provenientes de la planta de Fukushima en Japón.

SEPA señaló, que una muestra del aire en Glasgow, Escocia, demostró que había partículas radioactivas de la central nuclear de Fukushima.

El científico encargado de la unidad de sustancias radioactivas del organismo, James Gemmill, aseguró que “la concentración del yodo es extremadamente baja” y por este motivo indicó que “no es de preocupación para la salud pública”.

El Reino Unido aumentó el nivel de monitoreo del aire para detectar los niveles de radiación procedentes de Japón.

Fuente: Telam

El martes 23 por la noche, luego de haber participado del noticiero de Telefe desde Japón , Rodolfo Barili, conductor de este programa y periodista en general, realizó una twitcam con sus seguidores del Twitter para responder preguntas y contar acerca de la situación que está viviendo.

Rodolfo Barili se encontraba en ese momento en la ciudad de Tokio, luego de haber recorrido ese mismo día Iwaki, “el pueblo fantasma”, como decidió bautizarlo.

Iwaki es una ciudad japonesa localizada en la prefectura de Fukushima, que quedó desvastada tras el tsunami y el terremoto de magnitud 9.0 en escala de Richter el 11 de marzo.

El conductor de Telefe Noticias contestó la mayoría de las inquietudes de los usuarios de Twitter y contó el panorama de lo que se estaba viviendo en aquellas ciudades. Además, habló de sus sensaciones como periodista.

Cuando comenzó la conversación, sufrieron un temblor en el piso 15 del edificio donde se estaban alojando. Sin embargo, observó que “no hay país más preparado para los sismos que este”. “Lo que los perjudicó fue el tsunami”, agregó.

La decisión de su viaje a Japón fue conjunta con el Director de Contenidos del noticiero, Paco Marmol y su acompañante de viaje, Rubén Groba, Gerente de Operaciones en Telefe Noticias. “Fue una decisión personal y estamos muy contentos de poder haber cumplido con lo que deseamos de llegar al límite de Fukushima”. A su vez, tuvo el apoyo familiar. “Mi familia me comprendía”, indicó.

Su llegada a Iwaki lo conmovió mucho. “No me la voy a olvidar más”, señaló. Encontró autos apilados y le estremeció ver lo que quedó del abandono. “Lo único que ves y escuchas son cuervos, ves cuervos por todos lados. Esa escena es la más desgarradora”, explicó. El pueblo completo se trasladó hacia otro lugar, “por eso hablamos de un pueblo fantasma”. “Se nota que es un pueblo golpeado, un pueblo sin sonrisa”, agregó.

Barili expresó que no tiene miedo, “pero siempre se tiene un grado de consciencia en el periodismo”. Desde el hotel no le dieron ninguna directiva, pero ellos ya iban preparados. Es por eso que tomaron una serie de precauciones. Principalmente, se cuidan de no beber el agua del lugar. “Hasta un café lo preparamos con agua mineral que trajimos”, señaló. El agua no puede tener contacto ni con los oídos ni con la boca, ya que puede estar contaminada. Tampoco consumen verdura. Toman mucho yodo, por el hecho de que si se saturan de este, el yodo radiactivo no les puede hacer nada. “Tiene un gusto muy feo y te deja ardiendo la boca, por eso en seguida tomamos café o gaseosa”, explicó. Y por último, tienen su “seguro de vida”, que es un dosímetro que les marca cuánta radiación hay en el lugar y cuánta llevan acumulada. Por el momento, llevaban un 13%, “lo equivalente a una radiografía de muela”.

Las personas que perdieron las casas viven en refugios, que en realidad son escuelas. Nadie sabe hasta cuándo se quedarán allí, pero “el gobierno prometió hacer viviendas nuevas”, declaró.

Los países del primer mundo está ayudando con donaciones y la Cruz Roja “es una vía que siempre ayuda”. Tienen alimentos no perecederos que les lleva el Gobierno y el ejército. “Lo que necesitan es agua potable”, explicó.

Por otro lado, comentó que casi no se ven occidentales en Japón. “Todos los países le dicen a las personas que salgan de ahí”. Los residentes y turistas se fueron. Los argentinos que se encuentran allí se están yendo también. “Es más que nada por el movimiento, que en 10 días hubo más de 50, no tanto por la radiación, aunque algunos sí tienen miedo”, manifestó.

Con respecto a la parte periodística, señala que “es una enorme satisfacción poder contarles una cosa desde tan lejos” y que “es la cobertura más fuerte que hice en mi vida”. Además, comenta que tal vez los medios europeos no ponen tanta énfasis en mostrar que un pueblo de más de 100 mil personas fue abandonado y que no hubo ningún saqueo, ya que él lo compara con algunas evacuaciones que hubo en Argentina.

Están contentos de poder “reflejar una realidad que el mundo quiere ver” y lo hacen, ya que “quien estudia periodismo sabe lo que se siente contar una historia”.

Para realizar esta cobertura duermen como mucho dos horas y media y desayunan con lo que encuentran. Después no comen en todo el día por los cambios de horarios. Se trasladan de un lugar a otro con un guía, que a la vez es traductor, ya que hay sitios en los cuales no hablan inglés.

Transmitieron con un satélite un día, pero luego siguieron con un celular argentino 3G, que fue “la mejor señal que conseguimos”.

Rodolfo Barili detalló que quedan pocos periodistas en la zona. “La mayoría se fue al norte”.

En ese momento no sabían cuándo volverían, pero ayer por la tarde llegaron de vuelta a la Argentina.

Para finalizar, declaró: “No somos héroes, somos periodistas”.

La situación de la central nuclear de Fukushima se agravó en este último tiempo. Por su parte, la cifra de muertos por el terremoto y el tsunami llegó a las 10 mil personas y los desaparecidos a unas 17.500.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, define al panorama como “muy grave”, ya que se encontraron complicaciones en los reactores 1,2 y 3.

A su vez, agradeció a los equipos que trabajan en el lugar y se solidarizó con los empleados que sufrieron ayer graves quemaduras en las piernas por agua radiactiva. Esta, que tiene una radiación 10 mil veces más a lo normal, se encuentra en la sala de turbinas y obligó a que los técnicos se tuvieran que retirar.

El vocero de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial (NISA), sostiene que tienen inconvenientes con la protección frente a la radiación. Es por eso, que pidió a Tepco, la empresa que opera la central, mayor amparo para los trabajadores de la planta.

La empresa comenzó a bombear agua dulce en vez de agua de mar en el reactor 1, por pedido de Washington para evitar procesos de corrosión.

El gobierno japonés le recomendó a los habitantes que se encuentran en un radio de 30 kilómetros de la central a autoevacuarse a zonas más alejadas para evitar problemas cotidianos.

Por otro lado, la Comisión Preparatoria del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (CTBTO) informó que es probable que la radiación llegara, en dos o tres semanas, a otros países del mundo.

Fuente: Telam


Tras el terremoto y el tsunami ocurrido el viernes en Japón, que trajo como consecuencia más de 4000 personas fallecidas, 2282 heridas y 8600 desaparecidas, siguen alerta por una posible crisis nuclear.

Las réplicas son constantes, sin embargo, lo más preocupante para los habitantes de Japón, como para el resto de los países del mundo, es la situación de las distintas centrales nucleares de Fukushima.

Se han producido emisiones de gases y vapores, aumentando la radiación en Tokio y otras ciudades de Japón. No obstante, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OEIA) descarta peligro alguno para la salud humana.

Como solución, se propuso enfriar el núcleo del reactor para reducir la presión.

En los países europeos se habla de una posible “Apocalipsis” y afirman que la situación es peor de lo que se comenta en Japón.

Los vuelos  que llegan a Tokio son derivados hacia ciudades del sur. Mientras tanto, los aeropuertos en Taiwan y países de Europa planean realizar controles de radioactividad a los pasajeros provenientes de Japón.

Fuente: AP